Entrevista: El rincón del silencio

Entrevista: El rincón del silencio

El Rincón del Silencio nace de una conversación durante una merienda en un Vips que se volvió cena y acabó en un paseo infinito hasta las tantas de un sábado entre Alba e Irene. En común tenemos un cerebro que funciona a base de música, viajes, educación, aprendizaje, ensayo-error y revolución. Por separado…

Alba es (en palabras de Irene) fanática de Harry Potter, seguidora de las Spice Girls, amante de la comida, adicta a la risa de los niños y al olor a canela, le encanta el chocolate blanco, es una enamorada confesa de Mimi Doblas (“Yo ya no quiero ná”), precursora del amor libre, la mejor inversión para una empresa de gafas de sol (NUNCA las suelta), muy buena haciendo papeles opuestos (lo mismo te hace una choni de manual que a Sor Ángela de la Cruz), una apasionada de la educación, la mezcla entre Pocahontas y una flamenca en la verbena de San Isidro…podéis imaginaros…

Irene es (en palabras de Alba) fanática de Alf y The Killers, amante del rock y el indie, adicta al café (podéis ganaros su amor así), experta en hablar con toda clase de criaturas inventadas, aficionada al doblaje de personajes de Disney y, sobre todo, le echa humor a todo lo que hace y dice. Si no es así, hay ALGÚN PROBLEMA jajajajajajajaja. Es una enamorada confesa de Aute, muy cabezona y revolucionaria en temas sociales, tiene un estilo entre “Punky Brewster” e “Influencer casual” a lo “Qué mona va esta chica siempre”. Ella es comedia en sí, es una mezcla entre Mary Poppins, Rafiki y Frida Kahlo.

 

¿Cómo entrasteis en el mundo de la comunidad sorda y la lengua de signos?

Irene: En el último curso de la universidad tuve una asignatura de “Introducción a la LSE” que me enamoró. Aunque fueran cosas muy básicas, me enganché y el profesor era para llevárselo a casa. Al mismo tiempo, yo tenía dos compañeras que estaban haciendo un curso de LSE en un centro de Madrid y me encantaba verles signar. Como soy un terremoto y no me gusta quedarme con las ganas, supe que tenía que apuntarme. Me inscribí en el curso de LSE del Centro Altatorre para empezar en septiembre y ahí conocí a Óscar, nuestro profesor, y a Alba, que estaba tan loca por la música como yo.

Alba: Desde siempre la LSE fue algo que me llamó la atención. No por algo en especial, pero me parecía un tema muy interesante que tenía ganas de conocer. Hace unos años una amiga empezó a estudiarlo y desde entonces supe que yo también acabaría haciéndolo.  Por eso, en cuanto tuve tiempo, lo vi claro. Comencé el curso de comunicadora en LSE que ha mencionado Irene y desde entonces he podido conocer a mas gente, participar en actividades diferentes y conocer mucho más este mundo tan bonito de la LSE.

 

¿Os dedicáis a este mundo a tiempo completo?

Alba: A día de hoy no, ¡pero no descartamos nada! Por un lado, yo soy técnica de infancia con niños en riesgo de exclusión social y eso me lleva mucho tiempo, aunque sí intentamos trabajar la LSE en muchas actividades. Irene es voluntaria en un centro similar, da clases particulares y está opositando para maestra de Audición y Lenguaje y también esto reduce su tiempo libre. Aún así, siempre intentamos dedicar una parte de ese tiempo libre a las propuestas y proyectos que nos surgen o a estar haciendo algo relacionado con la LSE porque es algo que nos encanta y disfrutamos haciendo, así que…¡todo el tiempo que podamos invertir en ello es bienvenido!

 

La lengua de signos actualmente solo es conocida ampliamente en ámbitos con personas con discapacidad auditiva, ¿por qué animaríais a la gente a aprenderla?

Irene: Para construir, para rebelarte, para poder expandir tus horizontes, para conocer la comunidad y cultura sorda…se me ocurren un montón de cosas.  Hemos creado un mundo entero en torno al sonido, a lo visual…pero es un mundo que deja fuera a millones de personas. Igual que aprendemos inglés en el cole, ¿no sería importante entender y manejar la LSE o el Braille para poder comunicarnos y entender a los demás? No lo sé, educaríamos en la inclusión desde la base, pero no se hace…

Alba: Creo que es algo fundamental en nuestra vida. Cuando empiezas a estudiarlo, a tomar contacto y a conocer más allá, te das cuenta de que es más necesario de lo que la gente normalmente piensa. Es una manera de poder relacionarse con todo el mundo. Algo básico para la inclusión que a día de hoy hace mucha falta. Por ello, animaría a todo el mundo a tomar, por lo menos, algo de contacto con la LSE. Además, seguro que después no podrían parar de pensar en el tema y querrían conocer y aprender mucho más.

 

¿Qué os ha aportado personalmente el conocer la LSE?

Irene: Fundamentalmente una felicidad inmensa. Creo que es algo con lo que siempre voy a tener una conexión especial. He conocido a personas que ahora son indispensables en mi vida, me han multiplicado las ganas de seguir luchando por un mundo más justo, me ha dado seguridad para creer en la fuerza de las mujeres en el mundo del arte… son muchas cosas. Cuando signo en el teatro, en un concierto…me siento VIVA, me siento súperfuerte, me vuelvo loca, me dan ganas de bailar y reír al mismo tiempo. Miro a Alba signar y me pasa lo mismo: creo que, por alguna razón, la LSE estaba destinada a cruzarse en nuestra vida.

Alba: Me ha aportado, en primer lugar, un conocimiento que no tenía y me ha abierto los ojos en todo lo relacionado a la Comunidad Sorda. Me ha dado muchas ganas de seguir aprendiendo en el tema. En segundo lugar, me ha aportado gente maravillosa, como Irene o nuestro profesor, un proyecto cargado de ilusión y momentos maravillosos también.

 

Os habéis embarcado en la organización del Festival El Faro ¿cómo se os ocurrió la idea?

Cuando nos juntábamos a tomar algo con un amigo nuestro, Jose Huckelberry, siempre surgía la idea de hacer algo juntos. Él es músico y siempre venía a vernos a las cosillas que íbamos haciendo, pero, al final, la idea no se acababa materializando. Antes de verano, nos juntó y nos habló de la idea y desde el principio nos atrapó. ¿Rock y signos? ¡Qué nos quiten lo bailao’!

 Cartel Faro Festival

Cartel Faro Festival

 

Describirnos en qué va a consistir (fechas, sitio…)

FARO es un espectáculo de música rock signada por nosotras en el que participan tres bandas emergentes de rock: Huckelberry, Señor Nayde y los Indecentes. Vamos a llevarlo a cabo el viernes día 23 de noviembre a las 22.00 h en La Cocina Rock Bar de Madrid, cerca del metro de Colombia. La gente va a poder ver una propuesta musical donde comunicadoras y músicos conectan y crean algo con mucho cariño. Estamos trabajando mucho y esperamos que resulte uno de los muchos regalos que merece el colectivo, siempre desde la humildad y el respeto por la LSE, porque a nosotras aún nos queda mucho por aprender.

Los tres grupos hacen un tipo de rock muy diferente y está siendo muy interesante trabajar con ellos adaptando sus canciones, contándoles cosas sobre la LSE, ensayando, charlando sobre la vida…Es una maravilla conocer a gente en el mundo de la música motivada por hacer un espectáculo diferente, por arriesgarse y decir “¡Vamos a ello!”. ¡Son ESTUPENDXS!

Si queréis comprar entradas entrar aquí ¡Aun quedan muchas disponibles!

 

¿Por qué la gente sorda y oyente no se lo puede perder?

Nosotras siempre solemos decir que nuestro proyecto no va enfocado exclusivamente al colectivo sordo, sino a TODO el mundo. Es un grito social, es algo que todo el mundo tiene que ver, tiene que hacerles pensar. Si eres oyente y vas a un evento de música adaptado al colectivo sordo, te va a dar que pensar seguro: ¿Música y sordera? ¿Espectáculos adaptados? Lo mismo hay gente que hasta le inspira a lanzar proyectos sociales de este tipo y que antes no tenían la seguridad necesaria en sí mismos para tirarse a la piscina. Creemos que para el mundo oyente es una propuesta FUNDAMENTAL para despertar las mentes.

Para las personas sordas: Creemos que es una oportunidad de disfrutar de la música muy especial, de sentirse incluidos, de que puedan desconectar y estar en una sala tranquilamente con amigos “escuchando” a unos grupos de rock, que es lo que deberían poder hacer siempre que quisieran… Ojalá y nos den la oportunidad de venir a vernos, de poder construir juntos y mejorar lo que hacemos. Nosotras intentamos crear algo divertido, con mucho amor, lanzando el mensaje de los artistas…sobre todo, desde la humildad y el máximo respeto hacia el colectivo. Sin ellos, no estaríamos en este proyecto. ¡Qué vengan y podamos fundar un SúperRincón!

 

¿Tenéis futuros proyectos en mente?

Nos han dado la oportunidad de adaptar el musical de La Llamada a LSE. Estamos trabajando en ello. En principio solo es una función, pero ¡quién sabe! Estamos muy ilusionadas.

 

¿Algo más que deseéis comentarnos?

Sólo daros las gracias por darnos voz en vuestro proyecto, ayudarnos y habernos dado la oportunidad de conoceros. ¡Muchísimas gracias!